Hacer un test de velocidad de tu fibra o ADSL tiene muchas utilidades al margen de solventar incidencias técnicas puntuales, pues los usuarios desean saber si obtienen de su ISP  el servicio que están pagando o por el contrario, sus prestaciones se encuentran por debajo del mínimo asignado. Aunque en algunos casos establecer este punto crítico puede resultar complejo.

Cómo hacer un test de velocidad correctamente de ADSL o fibra

Independientemente de que se tenga conexión ADSL o fibra, existen varios métodos para efectuar un test de velocidad. No obstante, hay que tener en cuenta que para efectuar el test correctamente se deberán desconectar todos los dispositivos y suprimir el funcionamiento de las aplicaciones o programas ejecutados en segundo plano para obtener los resultados que más se acercan a la realidad.

Configuración interna del router

Muchos routers incluyen en el menú de configuración opciones para testear la conexión. Para entrar en el router desde el navegador tan solo hay que tipear la IP como si fuese una dirección web. Esta dirección IP no es la dirección IP local, pues dependerá del ISP, marca y modelo de router, unos datos que podemos consultar en el manual de instrucciones. Si no sabes cuál es la que utiliza tu proveedor y no conservas el manual, siempre puedes buscar el modelo en Internet.

Test de velocidad online

Sí el motivo para realizar un test de velocidad a tu conexión de ADSL o de fibra no es para resolver una incidencia técnica, sino que tan solo se quiere comprobar la velocidad de la línea, existen muchos test de velocidad que podemos utilizar gratuitamente online y que tardarán tan sólo pocos segundos para ofrecer un resultado. Uno de los más populares es el archiconocido Speedtest y realizar un test de velocidad en esta página es tan sencillo como acceder a ella y esperar a que termine el proceso de comprobación. Este test de velocidad online nos indicará la velocidad de bajada, y la velocidad de subida con bastante aproximación.

Llamar a soporte técnico

Cuando la velocidad de conexión de la fibra óptica o del ADSL dista mucho de la velocidad contratada, el paso ineludible pasa por llamar a soporte técnico. En estos casos el test de velocidad suele efectuarse por vía telefónica junto con el operador que atiende la llamada y nos indicará los pasos a seguir. Es normal que en este proceso se tenga que encender y apagar el router hasta en varias ocasiones dependiendo de los resultados de la prueba.

En esta primera prueba se determinará si existe una pérdida real de conexión y desde dónde se produce ( latencia, pérdida de paquetes, colapso del ISP, etcétera). El operador realizará pin hasta en dos servidores distintos para determinar los posibles problemas de conexión.

En último caso, el operador determinará la necesidad de abrir un expediente de la incidencia y enviar un técnico a domicilio si no quedase resuelta vía telefónica.

Test de velocidad por wifi vs cable

El test de velocidad realizado con cable siempre ofrecerá datos más fidedignos acerca de cuál es la conexión real que nos está llegando desde nuestro proveedor o ISP. En los test de velocidad efectuados vía WiFi existen otros factores que pueden interferir en la recepción de la conexión tales como dispositivos de vigilancia para bebés, otros wifis situados en las proximidades de nuestros vecinos, inhibidores de señales que son utilizados por la policía y la Guardia Civil, etcétera. Por lo tanto, si los resultados en el test de velocidad muestran mucha diferencia al realizarlos por wifi o mediante cable, habría que determinar qué posibles causas ajenas a la conexión como las descritas anteriormente estuviesen interfiriendo en el resultado.